Fosas Marinas: Los lugares más profundos de la tierra

La parte más profunda del océano fue explorada por primera vez en enero de 1960 por Don Walsh y Jacques Piccard a bordo del batiscafo Trieste.

 

Las fosas marinas más profundas de la Tierra se encuentran en el océano Pacífico. Seis de las fosas más profundas superan los 10,000 metros de profundidad, siendo Siema Challenger la más profunda con 11,033 metros.

La temperatura del agua en las fosas marinas suele ser muy baja. Normalmente suele oscilar ente los 0º y 2ºC. Aún así existe vida en ellas principalmente moluscos.

 

Durante años sorprendió que las zonas más profundas del océano no se hallasen en su centro, sino junto a las costas de islas volcánicas y continentes.

El fenómeno es perfectamente comprensible a la luz de la teoría de la tectónica de placas y la deriva continental. Las fosas marinas se forman en las zonas de subducción, lugares de la corteza terrestre donde dos placas convergen y colisionan.

Dichas zonas de subducción están asociadas a una intensa actividad sísmica provocada por las tensiones, compresiones y rozamiento entre las dos placas.

Para medir las profundidades de las fosas marinas, se usa la ecolocalización que es el sonar animal; el animal emite un sonido que rebota al encontrar un obstáculo y analiza el eco recibido.

 

Los comentarios están cerrados.